AK-47
AK-47 Kalashnikov










El fusil de asalto AK47 acaba de cumplir 60 años y, sin duda, ha sido el arma más utilizada durante el largo periodo que se conoce como Guerra Fría. Tan efectivo y práctico es que hay quienes le aseguran larga vida, por lo que será muy utilizado por lo menos, en los próximos 20 años a venir. El arma fue concebida y diseñada por el armero Mijaíl Kalashnikov, un joven soldado que sólo con su diploma del secundario entró al ejército rojo, junto con el cual peleó durante la Segunda Guerra Mundial para derrotar a los nazis alemanes que habían invadido su país. Fue herido en un brazo en la batalla de Bryansk y sus superiores, viendo las enormes cualidades inventivas que poseía, lo destinaron a los talleres mecánicos donde se creaban las nuevas armas. Es allí donde pensó la suya, que estuvo lista y comenzó a fabricarse en cantidades industriales para julio de 1947. Con estos datos se armó la denominación: A, por la inicial de la palabra rusa Avtomat que significa fusil de asalto, K por la inicial de Kalashnikov y 47 por el año del comienzo de la producción.







Precisamente 1947 es el año en que empezó a disputarse la Guerra Fría, ese conflicto que opuso a los Estados Unidos y la Unión Soviética por el dominio del mundo. Hasta 1991 se enfrentaron en todos los ámbitos, salvo en forma directa pues, como ambos contendientes poseían un enorme arsenal de armas nucleares, temían que pudieran destruirse completamente. Sí se enfrentaron decenas de veces pero por aliados interpuestos en los que los soviéticos apoyaban un bando y los estadounidenses otro. El AK47 fue el arma predilecta que utilizaron los soviéticos y sus aliados, siendo su gran rival en cuanto a armas el fusil M16 utilizado por los estadounidenses. En la actualidad se han producido unos 100 millones de AK47, diez veces más que de M16, ya se pueden imaginar cuál ha sido el preferido.

Es que el AK47, técnicamente en su modelo original, es un fusil muy superior a todos los otros en sus modelos originales. Es de calibre 7,62 mm, tiene un cargador curvo que aprovecha muy bien el espacio, donde caben 30 cartuchos. El alcance efectivo es de 800 m aunque puede llegar a matar a una distancia de 1.500 m. Puede disparar de a un solo tiro o, si se prefiere, todo el cargador en una ráfaga, y es muy liviano, cargado sólo pesa 4,876 kg. Otra de sus ventajas es su increíble robustez, está siempre listo para ser usado aunque haga un frío extremo, como en Groenlandia, o un calor asfixiante, parecido al de las selvas africanas. Prácticamente no requiere mantenimiento, puede guardarse durante décadas, sumergirse en agua o barro y, cuando llega el momento, demuestra su eficacia. A esto hay que agregarle otro elemento distintivo, lo constituye el sistema "de recarga de cartuchos, que utiliza la fuerza de los gases de expulsión producidos por el disparo para facilitar la entrada de un nuevo cartucho y expulsar el casquillo usado, lo cual logra que el fusil tenga un retroceso muy pequeño". El resultado de esto es que para usarlo no hace falta mayor entrenamiento, cualquiera podría sacarle provecho, incluso un niño de 10 años.

Semejantes características lo han hecho muy popular y fue utilizado por todo un pueblo en la guerra de Vietnam, donde muchas veces se dio el caso de que los propios soldados estadounidenses prefirieran utilizar el arma de los comunistas antes que el M16 que les proveía su gobierno. También fue utilizado por muchos en la guerra de independencia de Mozambique, que se libró contra Portugal, la potencia colonizadora. Agradecidos, los mozambiqueños pusieron la imagen del AK47 en la bandera que ahora tienen como país independiente. Tampoco deja de usarlo cuanta mafia, traficante de drogas o banda de delincuentes haya en gran parte del mundo. Lo que se explica no sólo por las cualidades del arma sino por su precio, en algunos lugares se consigue por sólo $150.

Los cambios políticos han sido tan vertiginosos que, a finales de los años 70, cuando los soviéticos ocuparon Afganistán equiparon al ejército local con los AK47. Como muchos soldados se pasaron al bando opuesto para combatir a los ocupantes, las armas se volvieron contra quienes las distribuyeron. Como ahora son los estadounidenses y soldados europeos los que estacionan en Afganistán, la guerrilla los combate con los mismos fusiles que siguen prestando servicio como en tantos otros sitios. Se calcula que no menos de cien personas mueren al día a consecuencia de disparos hechos con un AK47.

El diseñador Mijaíl Kalashnikov, a los 87 años, aún sigue vivo aunque un poco sordo, a consecuencia de haber escuchado tantos disparos de armas de todo tipo. Nunca recibió un centavo por la invención, pero sí muchos premios, entre otros, la Orden de Stalin de Primera Clase, que se otorgaba a los brillantes cuando existía la Unión Soviética. Ahora que ese país se disolvió y parte de él se transformó en Rusia, su presidente, Vladimir Putin, expresó que el fusil "es símbolo del talento y del genio rusos".

El AK-47, a poco de su creación se convirtió en el arma más popular entre los militantes guerrilleros de índole marxista y en el arma principal de los países firmantes del Pacto de Varsovia. Es sorprendente como en poco tiempo se convirtió en el arma más numerosa del planeta, se calcula que existen entre 35 millones y 50 millones de fusiles de este tipo; además es producida por 14 países y utilizada de manera oficial por 78. Mihail Timofévich Kaláshnikov, el creador de la AK-47, siendo militar combatió en la Segunda Guerra Mundial contra la Alemania Nazi, en la cual fue herido gravemente en un brazo por una bomba. Durante su estadía en el hospital se inspiró para crear una nueva arma, ya que las anticuadas carabinas soviéticas eran de difícil uso y presentaban distintas complicaciones para los soldados de la Rusia Roja.







Cabe destacar que en base al diseño inicial del AK-47, se desarrollaron diversas armas para roles de combate distintos tales como la ametralladora ligera RPK, o el fusil de precisión SVD también conocido como «Dragunov». También es destacable que pese a haber derivado en varias armas de funciones tan distintas, la familia AK mantiene una modularidad excepcional que permite el intercambio de piezas distintas entre modelos, pudiendo reparar o modificar armas sin mayor problema para el usuario.



El AK-47, acrónimo de Avtomat Kalashnikov modelo 1947 (del ruso Автомат Калашникова образца 1947 года), es un  fusil de asalto soviético diseñado en  1947 por Mijail Kalashnikov, combatiente  ruso durante la Segunda Guerra Mundial. En 1949 el Ejército Rojo lo adoptó como arma principal de la infantería (sustituyendo al  subfusil PSSH-41), aunque no fue hasta  1954 cuando entró en servicio a gran escala. Posteriormente fue elegido por los países del Bloque Oriental en el Pacto de Varsovia como arma reglamentaria para sus ejércitos durante la  Guerra Fría.



Características





Calibre: 7,62 x 39 mm Capacidad: 30 cartuchos (estándar) Peso (con cargador vacío): 4,3 Kg Longitud total: 870 mm Recorrido del proyectil: 415 mm Tasa de disparo: 600 / min Velocidad de salida: 715 m/s


Lo que hace peculiar a este fusil de asalto es su ingenioso sistema de recarga de cartuchos, que utiliza la fuerza de los gases de combustión producidos por el disparo para facilitar la colocación de un nuevo cartucho en la recámara del arma y expulsar el casquillo ya utilizado.

En este sistema, el suministro de fuerza para el funcionamiento del arma se realiza mediante la toma de una pequeña cantidad de los gases impulsores del disparo anterior, una vez que la bala ha pasado hacia la boca. Este gas se dirige hacia una toma, a través de la cual entra en el tubo de gas del arma; allí empuja un pistón que se halla conectado al cerrojo y a su dispositivo de cierre. Primero abre el cerrojo y luego lo empuja hacia atrás; después, un muelle recuperador ejerce esta acción hacia delante para repetir el ciclo.

Esto hace que el arma tenga un menor retroceso y por tanto la fiabilidad en el disparo sea mayor. Su cargador curvado, que le confiere una mayor capacidad en un espacio menor, es también signo distintivo de este fusil de asalto. Los cargadores del AK y sus derivados se hacen de aluminio y plástico para acelerar y abaratar el tiempo de fabricación.








El AK-47 es famoso por su gran fiabilidad, soporta condiciones atmosféricas muy desfavorables, sin ningún incidente; se ha probado que el arma sigue disparando a pesar de ser lanzada al barro, sumergida en agua y atropellada por una camioneta. Ejemplares viejos con decenas de años de servicio activo, no presentan ningún problema. Es un arma muy segura y permite a un tirador medio alcanzar un blanco humano a 400 m de distancia.

Durante la Guerra de Vietnam era reparada con piezas de aviones estadounidenses derribados.

Posteriormente se crearon nuevos modelos incluido una versión modernizada conocida como AKM o de asalto con culata plegable AKMS, especialmente concebida para paracaidistas, y cuyo peso era de 3,14 Kg.


En 1974 aparece una nueva versión: el AK-74 fabricado en un calibre menor, el 5,45 x 45 mm; el AK-74 cuenta también con una versión corta para operaciones especiales, e AK-74U, también en calibre 5,45 x 39.

Ha sido fabricado por varios países entre ellos China, Corea del Norte, Finlandia,  Egipto, países del anterior Pacto de Varsovia e incluso se han encontrado modelos fabricados por tribus de Pakistán.


La versión norcoreana es más larga, la checoslovaca es más ligera. El AK es una de las armas más solicitadas para combate irregular y su punto de uso culminante fue tras la caída del Muro de Berlín, cuando se comenzaron a comercializar rifles Kalashnikov en gran escala. Se ha convertido en símbolo de la insurrección popular y combate al imperialismo, al ser usada por numerosos grupos rebeldes.

Cabe destacar que en base al diseño inicial del AK-47, se desarrollaron diversas armas para roles de combate distintos tales como la ametralladora ligera RPK, o el fusil de precisión SVD también conocido como «Dragunov». También es destacable que pese a haber derivado en varias armas de funciones tan distintas, la familia AK mantiene una modularidad excepcional que permite el intercambio de piezas distintas entre modelos, pudiendo reparar o modificar armas sin mayor problema para el usuario.









Variantes del AK-47


Las principales variantes del AK-47 son:

AK-47 1948–51, 7,62 × 39 mm —Los primeros modelos con el Tipo 1, tenían el receptor de metal estampado. Hoy en día son muy extraños.


AK-47 1952, 7,62 × 39 mm — Tiene secciones de madera y acero laminado, con el objetivo de resistir la corrosión. Pesa unos 4,2 kg


AKS-47 — Versión con culata plegable, similar al modelo alemán MP40, dedicado al uso en vehículo de batalla Soviético y Paracaidistas BMP.



RPK, 7,62 × 39 mm — Ametralladora ligera con el cañón más largo y un bípode.


AKM, 7,62 × 39 mm — Una versión simplificada y más liviana de la AK-47. Esta versión consta con un peso de aproximadamente 3,61 kg, considerablemente menor que la versión anterior; esto se debe a que consta de un recibidor más liviano.



AKMS, 7,62 × 39 mm — Versión del AKM con culata plegable.


AKMSU, 7,62 × 39 mm — Versión similar pero acortada a la AKM, mide unos 35 cm.


Tipo 56 7,62 x 39 mm - Versión china del AKM con bayoneta incorporada.


Tipo 58, 7,62 x 39 mm - Versión norcoreana.


RK62, 7,62 x 39 mm - Versión finlandesa, aunque se asemeja al AK y use el mismo sistema de gases, el cierre rotatorio y el cargador curvo rayado, se diferencia por usar un tubo como culata, el guardamano de plástico tiene hoyos y en la versión de paracaidistas tiene una culata plegable esquelética, que se pliega hacia la derecha del arma, similar a la del FN FAL belga y el IMI GALIL israelí.


AK-74 series, 5,45 x 39





RPK-74 5,54 x 39 mm - Versión del anterior, en ametralladora ligera con el mismo calibre.


INSAS Versión hindú.



AK-101 series.


AK-103 series.


AK-107/108 series.


En 1978, la Unión Soviética inició un proceso de reemplazo del AK-47 y el AKM por un diseño nuevo: el AK-74. Este rifle comenzó a ser exportado a Europa del Este cuando la Unión Soviética se deshizo en 1991. Drásticamente, la producción disminuyó, tanto de esta arma como de todas las otras armas ligeras.